Turismo de relajación: la combinación del yoga y meditación

De acuerdo a lo especificado por las cifras de la Organización Mundial de la Salud, al menos más del 50% de la población mundial se encuentra dentro de centros urbanos que se distinguen por diversos problemas, tales como: mala alimentación, contaminación y el tráfico, una situación que ha empezado a impactar de forma negativa en la salud de sus habitantes, como resultado de ello durante lo últimos años ha surgido una oferta diversa de experiencias turísticas que desean romper con esta dinámica, para proveer a todos los habitantes de las ciudades de un escape temporal dentro de un entorno diferente.

Es por ello que se ha incrementado la práctica de diversos ejercicios involucrados con la relajación, tales como: el yoga, vegetarianismo, meditación y numerosas terapias alternativas, entre las cuales destacan: aguas termales, spas y temazcales, lo que es evidente es una gran demanda de productos o experiencias que suben los niveles de salud y bienestar. Para promover la ganancia de adeptos en el yoga, la compañía inspiram ha creado una lista con los mejores destinos para disfrutar en combinación con el yoga, entre ellos se encuentra Tulum en las bahía mexicana, esto ha generado una oferta extensa de centros de yoga y meditación, además de centros de salud holística, de la misma forma algunas agencias internacionales de viajes como Spiritual Retreats y Tripaneer, los cuales se especializan en la planificación de retiros centrados en meditació, gastronomía y yoga.

La reaparición de estas maravillosas prácticas provenientes de diversas tradiciones religiosas y filosóficas de oriente, tales como: el hinduismo, budismo e indigenismo prehispánico, el cual posee su origen en diversos movimientos sociales que han surgido como una respuesta a todas las problemáticas de la industrialización, un ejemplo de ello es el movimiento hippie-new age que ha surgido en Silicon Valley y San Francisco en los años 60’s, que fue generado frente a la depredación ecológica y la guerra vivida en Vietnam, este promovió la espiritualidad, ambientalismo y la exploración de los estados que han alterado la conciencia como medio para contrarrestar todos los efectos nocivos de la industrialización.

Desde entonces se ha vivido un creciente interés por todas las prácticas físico-espirituales de diversas tradiciones antiguas, como Myanmar, India, Indonesia, Vietnam, Nepal, Laos o el Tíbet, quienes han incrementado de forma considerable durante sus cifras de visitantes durante los últimos años, a su vez el yoga no solo puede ser disfrutado al máximo en zonas orientales, ya que en zonas rurales de América Latina existen grandiosos lugares hermosos, tales cómo: La Real de Catorce y la Reserva Natural de Wikiruta, ubicada en San Luis Potosí, en donde numerosas organizaciones como: Casa Shikoba y Casa Inspiram, todos los turistas participan en largas peregrinaciones religiosas y ceremonias rituales vinculados con el yoga.

Por su parte en Sudamérica podrás hacer yoga en espacios mágicos como Iquitos o Cusco, ambos encontrados en Perú, esta es una nueva industria regional que ha propiciado una serie de transformaciones dentro de la cultura y estilo de vida dentro de las comunidades receptoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *