Pisos turísticos: un nuevo mercado en crecimiento

El trato personalizado, la flexibilidad en el arrendamiento y el ahorro que significa para tus  viajes, impulsan cada día el crecimiento de dichos alojamientos, los pisos turísticos son toda una tendencia que van viento en popa para la economía española, sobre todo en aquellos espacios en donde se maneja el turismo de tipo rural. Manuel Gómez es un médico que ha experimentado los excelentes beneficios que aporta el alquiler de pisos turísticos en carne propia, hasta hace unos cuantos años su economía no guardaba alguna relación con el sector turístico, pero su situación tuvo un cambio drástico cuando por cuestiones familiares se vio con muchos pisos vacíos.

“Teníamos muchos inmuebles a nuestra disposición, no teníamos ganas de deshacernos de ellos pero tampoco queríamos que se mantuvieran ociosos”- comenta Gómez, por ello tomó una decisión que cambió su vida económica: convertirlos en viviendas turísticas, se trata de una vivienda alquilada por pocos días o semanas a todos los que desean experimentar la belleza de Cantabria, pero lo que hace diferente a estos establecimientos de los hoteles o posadas, es que son alquilados para que se usen como si se tratara de su nueva casa, con todos los aparatos necesarios para hacer vida en ellos mientras disfrutan de unas grandiosas vistas panorámicas, todos los inquilinos momentáneos tienen excelentes comentarios sobre sus pisos y como permiten vivir una experiencia hogareña del turismo.

Los usuarios poseen múltiples argumentos de sobra para lograr defender dicho sistema que ha ido en crecimiento, por medio de numerosos portales de internet todos destacan el trato personalizado que han recibido, la comodidad de estar de vacaciones y sentir que se encuentran en su casa y el trato personalizado que reciben por parte de los arrendadores.

Todos los pisos de Manuel se encuentran afiliados al seguro de impago de alquiler Allianz, quienes crearon un sistema especial de resguardo para esta clase de casas arrendadas por pocos periodos de tiempo,  a pesar de ser un arrendamiento centrado en el campo turístico continúan trabajando en pro de los intereses del arrendador y asegurando su dinero ante cualquier situación que se presente. Cada día la oferta de esta clase de alojamientos alternativos se incrementa en comparación a los servicios de hotelería tradicionales, lo que ha despertado la atención de dichos establecimientos que lo clasifican como una competencia desleal, pues su demanda es tal que prácticamente los ha dejado sin un campo laboral que explotar.

Ante esto la demanda de los establecimientos turísticos tradicionales no se hizo esperar, pues los hoteles, campings y resort rurales consideran que su presencia no hace falta para sustentar al ámbito turístico de España, su argumento de desigualdad es sencillo: los pisos turísticos disfrutan de una excelente demanda pero la mayoría de ello no pagan los impuestos, frente a ellos varios inversionistas como Manuel han respondido de manera rotunda, “Que nadie se atreva a asociar esta clase de economía con la economía sumergida, todos los ingresos que yo poseo, los declaro y pago lo que me corresponde como impuesto, al igual que todos los demás”- manifiesta Cristina Manrique, quien también apostó al alquiler de pisos turísticos y hasta ahora ha ganado excelentes beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *